Facultad de Ciencias UCSC ofrece curso de buceo científico a una nueva generación de estudiantes

Publicado por el

Noticias

Buceo de Apnea y Buceo Científico son los dos cursos que ofrece la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), a los estudiantes de Biología Marina y Química Ambiental.

Conocer la biodiversidad marina, vivir la experiencia bajo el agua y practicar el autocontrol son solamente algunas de las características que tiene el curso de buceo impartido en la Facultad de Ciencias UCSC. Cada año, una nueva generación asume el desafío de conocer esta técnica, y por ende, siempre hay muchos interesados en tomar estas clases, las que duran un semestre. Primero, se comienza con un curso previo, Buceo de Apnea, en el que los estudiantes conocen los equipos y las nociones básicas del buceo y deben aplicar el autocontrol. Luego, aprobado este curso, pueden continuar con Buceo Científico, en el que se utiliza aire comprimido y los estudiantes se pueden sumergir a una mayor profundidad y permanecer mayor tiempo bajo el agua.

Cabe señalar que para participar de esta instancia, los estudiantes deben someterse a una revisión médica, especialmente para comprobar que el sistema respiratorio y cardiovascular se encuentre en buenas condiciones. Ambos cursos en la actualidad son dictados por el profesor Jesús García, quien los imparte desde el año 2016. Sin embargo, se trata de uno de los primeros cursos que fueron  parte de la malla de Biología Marina. Sus orígenes se remontan los años 70 en los tiempos de la Sede Talcahuano de la Universidad Católica, como parte de la malla de la carrera de Técnico Marino y se conocían como Buceo I y Buceo II. Con el tiempo, se ha perfeccionado en base a la técnica, los requisitos y resguardando las medidas de seguridad pertinentes.

Interés en las nuevas generaciones

Tanto el profesor del curso como el jefe de carrera de Biología Marina, Dr. Guillermo Herrera, coinciden en un punto: existe un interés genuino de la gran mayoría de las generaciones en aprender a bucear. Probablemente esto se debe a que estudian la biodiversidad y parece cada vez más necesario poder verla en vivo y más si pueden interactuar con ella.

“Para ellos es una experiencia maravillosa, algunos biólogos marinos entran a la carrera muy motivados por este curso. Realmente vivir la experiencia y ver lo que estudian en la teoría es grandioso. Ver un alga, un pez, una jaiba, en su hábitat natural y en su biodiversidad para ellos es realmente maravilloso”, comentó el profesor Jesús García.

En el Buceo de Apnea, los estudiantes aprender a utilizar el equipamiento y a descender sin aire comprimido (vale decir “a pulmón”) o también utilizando snorkel. Luego, pueden optar al Buceo Científico, donde se les enseña cómo respirar bajo el agua o pueden tomar muestras. Aquí utilizan el equipamiento completo, vale decir el traje, chaleco, un peso extra para sumergirse y aire comprimido. Cabe destacar que en ambos cursos también existe una componente teórica, donde se evalúan los riesgos y consideraciones a estimar. Al finalizar y aprobar ambos cursos, se les entrega una certificación de buzo deportivo autónomo y cuenta con el respaldo de la Armada de Chile, como autoridad náutica.

Una experiencia desafiante

Jasmín Riffo es estudiante de Biología Marina UCSC y desde el 2019 se integró al curso de Buceo de Apnea. Actualmente continúa con el de Buceo Científico. Rescata esta experiencia como reconfortante y desafiante. “Aprender cada parte del equipo, su función y cómo armarlo es todo un desafío. Además saber que todo el equipo debe estar en óptimas condiciones ya que de ello depende tu vida lo hace aún más adrenalínico. Me gusta que sea un curso de seguridad ya que nos enseña lo primordial para no morir en el intento, es divertido y desafiante sobre todo en lo mental, voy muy bien hasta el momento descubriendo que puedo llegar más lejos de lo que pensaba”, explicó.

En tanto, para Catalina Cortés, estudiante de Química Ambiental UCSC la experiencia ha sido inolvidable. Igualmente comenzó con Buceo de Apnea, donde aprendió las primeras técnicas, sin embargo el Buceo Científico se volvió mucho más fascinante. “La experiencia de Buceo Científico es algo que se está desarrollando pero hasta ahora ha sido muy entretenido y de constante aprendizaje. Bucear la primera vez con botella es otro nivel, ni comparado a la apnea ya que todo se disfruta mucho más el estar mirando todo desde abajo”, comentó.

Bastián Medel, estudiante de Química Ambiental UCSC concuerda con las experiencias de sus compañeras, sin embargo agrega un factor no menor: lo fundamental del compañerismo. “Los que tengan la oportunidad de tomar este optativo, no se van a arrepentir de nada, es siempre un agrado el compartir esta experiencia con los compañeros de Biología Marina y de Química Ambiental, el compañerismo y la empatía son obligatorias en este ramo y siempre dan resultados positivos, dejando una agradable experiencia”, finalizó.