Ciencia, Biología, y el “Año de Aristóteles” en la UCSC

Publicado por el

Noticias

Durante el 2016 se conmemorarán los 2400 años del nacimiento de Aristóteles, uno de los padres de la filosofía occidental. Para celebrar el acontecimiento, la UNESCO decidió declarar 2016 como “Año de Aristóteles”.

El pasado miércoles 19 de Octubre, el Dr. Patricio Camus, miembro del Departamento de Ecología de nuestra Facultad y del Centro de Investigación en Biodiversidad y Ambientes Sustentables (CIBAS), tuvo la grata experiencia de participar en un seminario organizado por el Departamento de Filosofía de la UCSC, en homenaje a la obra y el pensamiento de Aristóteles (384 AC), uno de los más grandes filósofos de la Antigua Grecia. En el seminario participan distintos académicos de la UCSC, invitados para ofrecer una perspectiva interdisciplinaria de la relevancia del pensamiento del filósofo.

La razón es que 2016 es oficialmente el “Año de Aristóteles”, declarado por la UNESCO para conmemorar los 2.400 años de su nacimiento (384 AC), reconociéndolo como uno de los pensadores más importantes e influyentes en la historia de la humanidad, cuyas ideas han ejercido un enorme efecto en nuestra cultura, y sin duda seguirán ejerciéndolo en el futuro.

Pero, ¿qué hacía un biólogo en el homenaje a un filósofo antiguo?

Como muchos filósofos antiguos, Aristóteles era un polímata (i.e. alguien que conoce, comprende o sabe de muchos campos), pero además era un pensador original que transformó virtualmente todas las áreas del conocimiento a las que dedicó su atención. Entre ellas estuvo el estudio de la naturaleza (physis) y los seres vivos, particularmente en el ámbito de la zoología y la biología marina, donde generó numerosos análisis y propuestas sobre el origen, anatomía y funcionamiento de los animales, y también sobre su clasificación y sus relaciones, llegando incluso a fundar el primer zoológico dedicado al estudio de animales y plantas de diversos lugares del mundo, enviados principalmente por su antiguo discípulo Alejandro Magno.

Pero Aristóteles no fue un simple naturalista: desarrolló el primer estudio propiamente científico de los seres vivos, y a partir de él formuló la primera teoría sobre la clasificación y sistemática de los animales, y una completa teoría de la ciencia y la metodología de la investigación científica, por las cuales es considerado el fundador de la Biología, si bien su propuesta implica una aproximación distinta a la de la Biología moderna.

En este contexto, la ponencia del Dr. Camus (titulada “La ciencia y la biología de Aristóteles, para bien o mal”) analizó principalmente tres aspectos:

(1) La influencia directa e indirecta de Aristóteles en el surgimiento de la Biología actual, cuyo desarrollo futuro sería determinado en gran medida tanto por la aceptación como por el rechazo de algunas ideas fundamentales del filósofo, que definieron la dirección del pensamiento evolutivo durante el proceso que iría desde Lamarck a Darwin.

(2) El surgimiento reciente de perspectivas sobre algunos enfoques y conceptos clave de Aristóteles, cuya interpretación habría sido en parte incorrecta o inapropiada, y que bajo una nueva luz podrían incluso contribuir a comprender mejor algunos fenómenos biológicos (denominados “teleonómicos”) que históricamente han resultado complejos de explicar bajo los enfoques tradicionales.

(3) La forma en que el pensamiento de Aristóteles continúa siendo un referente crucial en varios ámbitos de la Biología contemporánea, moldeando -ya sea por acción o por reacción- nuestra visión de los organismos y de la naturaleza.

Ver también 2016 es el “Año de Aristóteles”, según la UNESCO, a 2400 años del nacimiento del filósofo griego