CIBAS se hace presente en ceremonia de certificación de extracción de langostinos

Publicado por el

Noticias

En la actividad participó el académico de la Facultad de Ciencias e Investigador de la UCSC, Ángel Urzúa, quien también es Vicepresidente del Comité Científico-Técnico de Crustáceos Demersales.

“Navegando hacia la sustentabilidad de recursos pesqueros” fue el nombre de la ceremonia organizada por la empresa pesquera Camanchaca S. A. y que fue realizada en el muelle de Tomé, instancia en la que se le hizo entrega de la certificación Marine Stewardship Council (MSC) a la compañía, que garantiza, por un periodo de cinco años, prácticas sustentables de extracción de crustáceos demersales, que incluye el principal recurso capturado por la firma, el langostino colorado (Pleuroncodes monodon), además de otras especies que representan menores volúmenes de captura como el langostino amarillo (Cervimunida johni) y el camarón nailon (Heterocarpus reedi).

Esta actividad tuvo presente a altas autoridades del sector público y del privado. Entre ellos destaca el Intendente de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz; el Subsecretario de Pesca y Acuicultura (s), Paolo Trejo; el Gerente General de Camanchaca, Ricardo García; y la representante de Bureau Veritas, Claudia Muñoz.

Al evento también asistió el académico de la Facultad de Ciencias e Investigador del Centro de Investigación en Biodiversidad y Ambientes Sustentables (CIBAS) de la UCSC, Dr. Ángel Urzúa, en su calidad de Vicepresidente del Comité Científico-Técnico de Crustáceos Demersales, entidad gubernamental encargada de fijar la cuota de extracción anual para recursos marinos de este tipo. El Doctor Urzúa se refirió a la importancia de esta actividad, destacando que “dentro de los parámetros que deben cumplir las pesqueras se encuentra la certificación que acredita que la captura de recursos hidrobiológicos se realice con un enfoque de sustentabilidad y en un marco ecosistémico, lo que en la práctica se traduce en la consideración de parametros biológicos de la especie recurso como también en la adecuación de distintos parámetros técnicos como el esfuerzo pesquero, tamaño de la malla presente en las redes, tallas mínimas de capturas, además de aspectos socioeconómicos y de gobernanza”.

Esta actividad constituye un paso importante, ya que muestra al sector privado que prácticas de este tipo no sólo ayudan a cuidar el medio ambiente, sino también a favorecer la sostenibilidad del negocio, dada la conservación en el tiempo de los recursos naturales que extraen.